AVISO: migración www.sermadridnorte.com
AYUNTAMIENTO DE TRES CANTOS
Radio online SER Madrid Norte - 24 horas informando

“Mandar es gobernar mal” por Miguel Aguado

Opinión - SER comunidad, Madrid opina en red
13/04/2011 a las 19:17
» “Votar por la Sanidad Pública” por Marciano Sánchez Bayle
» “El cerebro también se entrena” por Irene Vesperinas
» “Mitos sobre la “calidad” de los embriones” por J. Alonso Zafra
Fotos
foto 1 de 1
“Mandar es gobernar mal” por Miguel Aguado

“Mandar es gobernar mal” por Miguel Aguado

Nuestra vida se está volviendo horizontal. Los viejos valores verticales de jerarquía, obediencia y monolitismo cada vez pintan menos en nuestro día a día, y más bien apostamos por valores horizontales de intercambio, igualdad, participación y diversidad. La dictadura es vertical, la democracia horizontal. El ‘ordeno y mando’ es vertical, el diálogo es horizontal. La exigencia es vertical, la seducción horizontal. En nuestro trabajo, en nuestra familia, en nuestro entorno todos tendemos a ser cada vez más horizontales: nos mandan menos y mandamos menos, pero en cambio cooperamos más, sugerimos y nos sugieren más, convencemos y nos convencen más. En fin, nuestra sociedad se relaciona mejor y es más sensible al argumento y la persuasión que nunca. En política, casi todos los partidos españoles han ido cambiando en paralelo a esa evolución. Alguno queda, que no señalaré en mi compromiso de no atacar en esta columna, que aún no lo ha hecho, y sigue aferrado a la imposición, la falta de diálogo y el ‘porque lo digo yo’ como señas de identidad. Algunos todavía reclaman mano dura, intransigencia y rigidez para abordar los problemas. Ese autoritarismo antiguo no tiene futuro.

Todos sabemos que el mundo es redondo, pero hay quien disiente. El analista estadounidense Thomas Friedman publicó en 2005 su influyente ensayo “El mundo es plano: una breve historia del siglo XXI”, en el que defendía que internet, la globalización económica y demás conmociones contemporáneas han vuelto plano el mundo, en el sentido de que las empresas, las sociedades y las personas de nuestro planeta tienden a nivelarse, interactuar y competir entre sí en un plano de cada vez mayor igualdad.

Yo no estoy tan seguro del alcance de esa ‘democratización económica global’ que ve Friedman, pero suscribo la idea de que nuestra sociedad occidental es cada vez más democrática. Más abierta al razonamiento, más dinámica, más pragmática, más sensible a los matices, más propensa al intercambio fructífero de pareceres, más dispuesta a escuchar a los demás. Hemos dejado atrás el ‘usted no sabe con quién está hablando’. La noción de respeto sigue vigente, pero ahora el respeto se gana, no viene dado por la posición de cada uno. Las esposas ya no preparan a los maridos la bata y las zapatillas, los hijos ya no tratan de usted a sus padres ni les deben sumisión, los jefes delegan e involucran a sus colaboradores en proyectos abiertos, las empresas procuran canalizar la creatividad y participación de sus empleados. Incluso estructuras que podrían a veces parecer más burocratizadas como las iglesias, los partidos (casi todos) y los sindicatos intentan abrirse al debate y buscan estructurarse de manera flexible y, si no horizontal, sí al menos bidireccional entre la cúpula y el resto de la organización.

En nuestro país sigue habiendo personas y grupos, que se mantienen anclados en una actitud hosca, anacrónica y antipática de todos-firmes-que-aquí-mando-yo que les aleja de la realidad, les enajena la voluntad participativa de los ciudadanos, les priva del imprescindible contraste con otras opiniones y, no por casualidad, les tiene sumido en una feroz crisis-guerra interna que promete durar años. El PSOE funciona porque articula la disensión de manera positiva y debate consigo mismo y con los demás. Se mueve en torno a ideas (la de solidaridad, la de desarrollo sostenible, la de igualdad, etc.) y promueve la transparencia y la democracia interna; otros se mueven en torno a personas como delegados de oscuros grupos de poder y fomenta el monolitismo, la adhesión, la obediencia. Hoy y cada vez más gobernar es liderar a la sociedad, estimularla y dotarla de capacidad para que progrese; para los conservadores gobernar es mandar y punto.

Los romanos distinguían entre dos clases de poder. Según ellos, una cosa es la ‘potestas’, que tiene el sentido del poder efectivo, sea cual sea su legitimidad o su origen, y otra cosa distinta y más digna es la ‘auctoritas’, que es el poder derivado de un verdadero liderazgo, inspirador, legítimo, respetado por todos y fruto de una autoridad o prestigio consecuencia del buen hacer. Podríamos decir que la potestas vence, pero la auctoritas convence. La potestas es vertical, el poder por el poder, en tanto que la auctoritas es horizontal, el poder para liderar e inspirar el progreso social. Todos estamos de acuerdo en que es la auctoritas la forma más deseable de poder, pero queda en cierta derecha española algún resabio inquietante de cuando lo importante era ejercer el poder se tuviera legitimidad para ello o no, resabio que explica aquel dicho cruel de que ‘la izquierda tiene principios, la derecha tiene intereses’.

Miguel Aguado, secretario de Medio Ambiente del PSM

Compártelo en

Menéame
Imprimir

Comentarios

2 Comentarios
  1. Concha dice:

    Hola Miguel, solo decirte que te sigo en tu columna y aunque mis ideas , mejor dicho, mi teoria politica no coincide precisamente con la tuya, las ideas lo hacen plenamente.
    Siempre y sabido por tu trabajo y por el trato contigo que eres persona moderada y de gran equilibrio, pero ahora me gustaria añadir conciliadora.

    miércoles, 13 de abril de 2011 a las 13:31

  2. Miguel Aguado Arnáez dice:

    Muchas gracias Concha, y muchas gracias sobre todo por la valoración desde una teoría política no coincidente como dices. Efectivamente, las ideas podemos compartirlas, seguro que las compartimos; otra cosa es la forma más adecuada de llevarlas a cabo.
    Trato de reflejar ideas, reflexiones y opiniones con el compromiso de hacerlo en positivo, sin ofender y con respeto. Por todo eso, valoro mucho tu comentario.
    Gracias,
    Miguel Aguado

    lunes, 30 de mayo de 2011 a las 14:50

Tu comentario
Nombre / Pseudónimo (obligatorio)
Email (obligatorio)
Comentario (obligatorio)
Deseo recibir gratuitamente el newsletter de SER Madrid Norte
Normas de uso

SER Madrid Norte no se responsabiliza de las opiniones vertidas por terceros en este medio, y no está necesariamente de acuerdo con ellas al publicarlas.

Al enviar este formulario aceptas la política de privacidad.

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

SER EMPRESARIOS
app Cadena SER Madrid Norte (89.6 FM)
app Android Cadena SER Madrid Norte (89.6 FM)
CULTURA Y OCIO: Sergio Dalma, cómo hemos cambiado.
CULTURA Y OCIO: El deleite del paladar con el sabor más intenso de las Ostras.
CULTURA Y OCIO (Espacio de lengua: ¿los hindús o los hindúes? ¿Los israelís o los israelíes?)
MUNDO 2.0 (Entrenador emocional: ¿Cómo gestionar el miedo a los atentados?)
MUNDO ECOLOGICO (B-Leaf: Sostenibilidad y comercio justo basados en algo tan ancestral como el bambú)
MUNDO 2.0: Networking y comida, en 140 caracteres.
FUNDACIÓN VICENTE FERRER
(ALCOÓPTICA)
(LIBRERÍA PERNATEL)
(CLÍNICA DENTAL SIMÓN)
EGM Diciembre 2015: La mayor recompensa a nuestro esfuerzo. Saber que estás ahí.
AYUNTAMIENTO DE ALCOBENDAS
MODA Y BELLEZA: Ulises Mérida, la nueva incorporación de los creadores de moda en España.
FRANCINO ABRE UNA NUEVA VENTANA
ESTRENO DE CINE 2015: "Padres por desigual"